EL GRAN SOLITARIO DE PALACIO – (1971)

La política de la izquierda también pasa por la literatura. Y ahí aparece, como pocos, René Avilés Fabila con su prosa ardiente, inquietante, sin concesiones”. Carlos Ramírez.

Tlatelolco, Historia de una Infamia

FICHA TECNICA

EDITORIAL: V Siglos, S. A.
EDICION: 8a. Edición
AÑO: 1976
PAGS: 215

Nos referimos a su novela El Gran Solitario de Palacio parodia referida al movimiento estudiantil del 68. Entonces joven comunista mexicano, recuerda que en los años sesenta y setenta el trabajo dominante del Partido Comunista estaba en la Universidad Nacional Autónoma de México. Admirador de José Revueltas, marchaba entonces con la coalición de intelectuales que se formó en esos días para apoyar el movimiento estudiantil.

Posterior a la matanza en la Plaza de las Tres Culturas siente la necesidad de obtener venganza y juzgar a un régimen partidista que lleva más de 50 años en el poder. Inmediatamente inicia a escribir con una gran ironía una de las novelas más vendidas sobre la literatura del 68.

Según la crítica literaria y sobre todo la opinión de la casa editorial, El Gran Solitario de Palacio es considerada para muchos como la mejor novela del 68, poseyendo grandes méritos literarios y testimoniales. Lo cual dista mucho de la realidad, inclusive refutado por el mismo autor cuando señala que la intención en ese momento era la denuncia. Una crítica dirigida a un sistema político emanado de un partido (PRI), a la Iglesia, a los medios de Comunicación, “Para hacer una obra de arte se necesita tiempo, pero no lo había”.

Tampoco el autor abandono México, no salió huyendo, ni se autoexilia. En 1970 se fue por tres años a Francia siguiendo a su esposa, mediante una beca otorgada por la Secretaria de Educación para realizar un posgrado en la Universidad de la Sorbona. Es allá donde escribe la novela sobre notas que llevaba de la matanza de Tlatelolco. La termina y a falta de respuesta de las editoriales mexicanas, una empresa Argentina Fabril Ediciones la publica rápidamente. Un golpe militar en Argentina hace imposible publicar una segunda edición, y se publica en México con una edición muy modesta, con más errores y más erratas, por una editorial que se llamaba Ediciones Cid. Tuvo dos ediciones más y posteriormente la publica la Editorial V Siglos y ellos trataron de corregir un poco los descuidos y los errores convirtiéndola en un éxito haciéndose cinco ediciones más, ahí comenzó la vida afamada de la novela El gran solitario del Palacio en México.

Una vez eliminado el nivel literario el autor echa mano de extraordinario juego de ironía y humor. La obra intenta contar dos historia que se entrelazan por diferentes capítulos. Uno de los temas estructurado en torno al eterno Dictador, “alteza republicana, guía ascendente”, que lleva más de 50 años en el poder, y que cada seis años es sometido a un cirugía plástica y elegido nuevamente presidente del país.

El otro tema es la historia que narra las acciones de varios estudiantes, Sergio, Patricia, Felipe y Graciela participantes en las protestas estudiantiles y sobrevivientes de la matanza. Algunos son llevados al Campo Militar No. 1 donde son interrogados y torturados.

El tono satírico de la novela es irreverente, lo cual se destaca especialmente en ataques directos a instituciones, al Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo transforma en el Partido Revolucionario Triunfante (PRT), a Jacobo Zabludowsky lo convierte en Jacobo Babadowsky y los Juegos Olímpicos en la Semana Deportiva Internacional.

El título de la novela es tomado de una expresión lapidaria pronunciada por el presidente Gustavo Díaz Ordaz, cuando sus seguidores del PRI lo abandonaron luego de ordenar la matanza: “Soy un solitario en el Palacio”.

En conclusión, no considero que estemos ante la mejor novela sobre el movimiento estudiantil o la masacre de Tlatelolco en 1968. Estoy seguro que hay otras novelas que mejoran mucho la historia, y coincidiendo con el autor podemos citar Los símbolos transparentes de Gonzalo Martré o Los días y los años de Luis González de Alba. Sin embargo, debemos darle todo el mérito al autor que, si no es una obra de arte, se atrevió a levantar la voz, mediante una denuncia escrita contra un sistema político obsoleto que empezaba angustiosamente su decadencia.

Autor

René Avilés Fabila

Nació en la Ciudad de México, el 15 de noviembre de 1940. Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM, con estudios de posgrado en la Universidad de París. Ha sido catedrático universitario desde hace 50 años, inicialmente en la UNAM y desde hace 36 años en la Universidad Autónoma Metropolitana, donde es profesor titular de tiempo completo. La UAM lo nombró, en 2009, Profesor Distinguido, uno de los más altos reconocimientos que otorga.

En 1960 comenzó formalmente su carrera literaria. Entre sus maestros iniciales estaban Juan José Arreola, Juan Rulfo, José Revueltas, Ermilo Abreu Gómez y Francisco Monterde. A lo largo de su vida literaria ha abordado diversos géneros: cuento, novela y autobiografía.

Ha recibido numerosos reconocimientos y premios, entre los que sobresalen: Premio Nacional de Periodismo del Club de Periodistas de México por El Búho como mejor suplemento cultural (1990); Premio Nacional de Periodismo (1991); Premio Nacional de Periodismo José Pagés Llergo (2002), Premio Colima por su libro de cuentos Los animales prodigiosos (1997); Doctor Honoris Causa en Educación y el Máster en Dirección Educativa de Iberoamérica, otorgados por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (Lima-Buenos Aires). Medalla de Bellas Artes en el 2014.

Fallece a los 75 años de edad el 09 de Octubre del 2016, alrededor de las 9:10 de la mañana a consecuencia de un infarto cardiaco masivo, en su casa de la Ciudad de México.

Sinopsis

El Gran Solitario de Palacio, publicada por vez primera en Buenos Aires, se agotó rápidamente al igual que una segunda edición hecha en México. Públicos tan distintos como el argentino y el nacional se muestran que la novela de René Avilés Fabila posee grandes valores literarios (y aún testimoniales) que resisten las pruebas de tiempo y espacio. En ella el autor supo además sortear con habilidad los peligros que la crítica social y el compromiso político significa para la literatura.

El gran solitario de Palacio es una inmensa alegoría -centrada en la matanza de Tlatelolco-de los últimos 50 años de la vida política del país y no la simple crónica de una de las más sangrientas represiones de los últimos tiempos. Varias historias cuyos personajes, acciones y épocas conforma un amplio mural que despliega inmisericorde ante el lector los rasgos más característicos de nuestra realidad son el andamiaje de la narración. Nunca, en la obra de René Avilés Fabila, el humorismo y la ironía habían sido tan amargos como en esta novela. La sonrisa se convierte en una mueca de horror ante la violencia, los asesinatos y las torturas de un grupo que a toda costa desea perpetuarse en el poder y que es capaz, llegado el momento, de las más terribles atrocidades.

La editorial V Siglos, S. A. Presenta la nueva versión, corregida y definitiva, de El gran solitario de Palacio. En ella tradición el coraje y la posición política originales del autor, simplemente, Avilés Fabila hace suyas las palabras de Jorge Luis Borges: “no he reescrito el libro. Mitigado sus excesos barrocos, he limitado asperezas, he tachado sensiblerías y vaguedades…”

A FAVOR: El tono irónico utilizado y su critica aguda.
EN CONTRA: Insustancial en términos estrictamente literarios.
DIRIGIDA A: A todo aquel lector interesado en Movimiento estudiantil del 68.
CARACTERIZACION Los personajes mal representados psicológicamente, construidos con poca coherencia dramática. 1
ARGUMENTO Inconsistente e inconstante. 1
ESTILO Estilo narrativo coloquial. 1
RITMO Lento y que decae conforme se avanza en la lectura de la obra. 1
TOTAL: 4

Quizá te interese:

TLATELOLCO. HISTORIA DE UNA INFAMIA – (1969)
1968. UN ARCHIVO INEDITO – (2008)
TODA LA FURIA – (1973)
FUERTE ES EL SILENCIO – (1980)
LA NOCHE DE TLATELOLCO – (1971)
DIAZ ORDAZ Y EL 68 – (1982)
PENSAR EL 68 – (2008)
68 – (1991)
LA PLAZA – (1972)

Escrito por

Aun sin comentarios.

Enviar un Comentario

Tu requieres estar registrado para enviar un comentario.