En Volcán apagado, Anel relata -desde la contundencia de los recuerdos imborrables- lo que fue vivir junto a una de las estrellas más importantes de la música popular mexicana, quemar los deseos en el alcohol, en la sala de un hospital, en el refugio de una noche sin caricias. Este es el testimonio de Anel, la eterna compañera de José José, con quien compartió fama, éxito y excesos. Aquí ella habla para romper el mito romántico y cumplir la sentencia: Amor, ten mucho cuidado; amor, que te dolerá.

Fotos, cartas, anécdotas, canciones y recuerdos constituyen el documento vivo de la historia más bella de amor jamás contada: la de Ana Elena Noreña con su príncipe de la canción, relato que permaneció oculto y que ahora se descubre en sus páginas con una luz de esperanza ya que, al final, la nave del olvido no ha partido.