¿POR QUE LEER A LOS CLASICOS? – (1991)

Los clásicos son esos libros de los cuales se suele oír decir: “Estoy releyendo…” y nunca: “Estoy leyendo…”.

Tlatelolco, Historia de una Infamia

FICHA TECNICA

Titulo Original: Perché leggere i classici
EDITORIAL: Tusquest Editores, S.A.
EDICION: 3a. Edición
AÑO: 1999
PAGS: 278

La palabra latina classicus designaba al ciudadano que por sus bienes de fortuna, ocupaba el escalafón más alto dentro de las cinco clases en que estaba dividida la población romana.

Hoy día, el concepto clásico tiene un significado más amplio. El primer capítulo de este ensayo (póstumo del autor), está dedicado a responder a la cuestión que da título a la obra, clave para poder entender los capítulos siguientes, que hablan de sus preferencias literarias, sus clásicos.

Se enfrentan dos posturas: los clásicos son materia de erudición, y su inclusión en el sistema educativo es un error. ¿La razón?, la dificultad de su lectura, su lejanía y la escasa relación con las “áreas de interés” de niños y jóvenes. Quienes abogan por esta postura dejan para la lectura escolar básicamente las obras contemporáneas. Representa la opción pedagógica dominante en la actualidad. La otra postura, identificada con la “vieja escuela”, opina justamente lo contrario: la riqueza de las obras clásica tendría que llegar a todos, por lo que su conocimiento debe comenzar desde la escuela, ésta es la postura del autor.

Calvino propone la relectura de los clásicos como ejercicio constante, no circunscrito a edades o estado de ánimo. Uno puede leerlos en la juventud pero también en la madurez, quizá cuando se está “en las mejores condiciones de saborearlos”. La mejor actitud será ir preparando el camino para que esta lectura sea muy provechosa. Pero tampoco pasa nada porque uno entre de pronto en contacto con los clásicos, pues más adelante se los seguirá saboreando.

En cualquier caso, Calvino quiere dejar bien claro lo que define a un clásico no es, ni mucho menos, su utilidad. Y concluye con una acertada cita de Cioran: Mientras le preparaban la cicuta, Sócrates aprendía un aria para flauta. “¿De qué te va a servir?”, le preguntaron: “para saberla antes de morir”.

Autor

Italo Calvino

Italo Giovanni Calvino Mameli nació el 15 de Octubre de 1923 en Santiago de las Vegas, Cuba. A los dos años la familia regresó a Italia para instalarse en San Remo (Liguria). Tras interrumpir sus estudios universitarios al empezar la Segunda Guerra Mundial, en 1943 fue llamado al servicio militar por la República Social Italiana. Calvino desertó y se unió a la Brigadas Partisanas Garibaldi junto con su hermano, mientras sus padres quedaban como rehenes de los alemanes. Participó en la guerra con los partisanos y sus vivencias quedaron plasmadas en una de las obras maestras de la narrativa de la resistencia: El sendero de los nidos de araña (1947).

Publicó su primera novela animado por Cesare Pavese, quien le introdujo en la prestigiosa editorial Einaudi. Allí desempeñaría una importante labor como editor. En 1964 hizo un viaje a Cuba que le permitió visitar la casa donde había vivido con sus padres y realizar diversos encuentros, uno de los cuales fue con Ernesto “Che” Guevara. El 19 de febrero, en La Habana, se casaba con la argentina Esther Judit Singer, Chichita. Juntos se fueron a vivir a Roma, donde un año después nacerá su hija Giovanna.

De 1967 a 1980 vivió en París. En 1980 volvió a Roma junto con su familia. Padeció un ataque de apoplejía cerebral en 1985, en Castiglione della Pescaia donde pasaba las vacaciones. Estaba trabajando en una serie de conferencias que tenía que dar en la Universidad de Harvard (y que serían publicadas póstumamente con el título de Lezioni americane: sei proposte per il prossimo millennio, Seis propuestas para el próximo milenio).

Falleció el 19 de septiembre de 1985 mientras ingresaba en el hospital de Siena, cerca de su casa de vacaciones.

Con la lúcida mirada que le convirtió en uno de los escritores más destacados del siglo XX, Calvino indaga en el presente a través de sus propias experiencias en la Resistencia, en la posguerra o desde una observación incisiva del mundo contemporáneo; trata el pasado como una genealogía fabulada del hombre actual y convierte en espacios narrativos la literatura, la ciencia y la utopía.

Sinopsis

Motivo de celebración continua, los clásicos son para Italo Calvino libros ‹‹que nunca termina de decir lo que tiene que decir›› textos que ‹‹cuanto más crees conocerlos de oídas, más nuevos, inesperados e inéditos te parecen cuando los lees››. Y ese es el convencimiento que anima a Calvino a comentar los ‹‹suyos››, según su criterio de que el clásico de cada uno ‹‹es aquel que no puede serte indiferente y que te sirve para definirte a ti mismo en relación y tal vez en contraste con él››. Así, mezclados en el tiempo y en la historia de la literatura universal, el lector descubre las lecturas calvinianas de la Odisea, Orlando furioso, Cyrano de Bergerac, Las Metamorfosis (las de Ovidio y la de Kafka), Cándido y Dr. Zhivago, libros con los que se codean otros escritores tan queridos por el autor como Gadda y Borges, u otros por los que manifiesta su simpatía cómplice como Ponge y Queneau. El resultado de todo ello es una obra típicamente calviniana que, estamos seguros, se convertirá a su vez en un clásico para más de uno.

A FAVOR: Letura amena, Excelentes ensayos.
EN CONTRA: Reseña más de treinta obras más o menos clásicas.
DIRIGIDA A: Es una lectura casi imprescindible.
INTRODUCCION Presenta una introducción donde específica las partes que lo componen. 10
CONTENIDO Presenta ampliamente todos los puntos sugeridos en el tema expuesto. 20
ORGANIZACION La mayoría de los conceptos presentados se encuentran conectados. 10
ANALISIS Análisis personal de lo que está explicando. 10
CONCLUSIONES Discusión final bien fundamentada. 10
TOTAL: 60

Quizá te interese:

DISFRUTAR DE LA LECTURA
COMO LEER UN LIBRO
APRENDE A APRENDER
PARA DARLE SENTIDO A LA LECTURA
EL LIBRO DE LA LECTURA RAPIDA
APRENDER A LEER
ESTRATEGIAS DE LECTURA
ESTAS LEYENDO… ¿Y NO LEES?

Escrito por

Aun sin comentarios.

Enviar un Comentario

Tu requieres estar registrado para enviar un comentario.