MEXICO INSURGENTE – (1914)

En primer lugar, dejemos las cosas claras sobre si el pueblo mexicano está luchando únicamente porque es pendenciero o porque quiere algo que no puede conseguir de otra manera…Quienes deseen saber la verdad de primera mano deben hacer lo que yo hice: recorrer el país, sobre todo con el ejército constitucionalista, y preguntar a la gente por qué están luchando y si les gusta la revolución como manera de vivir“.

Tlatelolco, Historia de una Infamia

FICHA TECNICA

Titulo Original: Insurgent Mexico.
EDITORIAL: Ediciones de Cultura Popular.
AÑO: 1980
PAGS: 255

La conclusión del siglo XIX y la llegada del siglo XX significó para el periodismo mundial, sobre todo para el norteamericano, el surgimiento de un nuevo sujeto: el Reportero. El nuevo artesano del periodismo moderno formaba parte de todo un complejo industrial informativo en el que las grandes empresas competían por vender la información obtenida de manera expedita. Así, el reportero era enviado por su periódico para obtener de primera mano la información que la sociedad estadounidense, atenta a todo aquello que pudiera afectarla, consumía ya de manera habitual.

John Reed es mejor conocido por su trabajo Diez días que estremecieron al Mundo, un trabajo periodístico sobre la revolución bolchevique en Rusia. Pero el libro que lo catapultó a la fama y que le dio innegable reputación fue México Insurgente. En Diciembre de 1913, la revista norteamericana Metropolitan envió a John Reed por cuatro meses a México para realizar una serie de reportajes sobre la Revolución Mexicana, en particular, las andanzas del caudillo rebelde Francisco Villa, cuyas operaciones en las cercanías de la frontera méxico-estadounidense lo habían convertido en noticia de primera plana.

Reed llega a México después del asesinato de Francisco I. Madero, posterior a un golpe de Estado perpetrado por Victoriano Huerta. El John Reed de 26 años que llegó a México no era ningún aventurero. Formaba parte de una corriente intelectual que se generó en el país del norte desde la segunda mitad del siglo XIX: la intelectualidad socialista. Dicha corriente, verdaderamente beligerante dentro de la vida política estadounidense, vio en la Revolución Mexicana primero, y en la Bolchevique después, la incipiente manifestación de los ideales igualitarios por los que luchaban. En el ámbito del periodismo, hombres como John Kenneth Turner, Jack London o Lincoln Steffens, compartían con Reed el interés por la lucha social y, en particular, por entender el fenómeno mexicano.

Esta serie de artículos que representan un extraordinario testimonio, pleno de vivacidades periodísticos de la Revolución Mexicana fueron editados por Appleton & Co., bajo el nombre de Insurgent México (México Insurgente). No fue publicado en español hasta 1954, permaneció soterrado por muchos años víctima de un caudillismo que no toleró las descripciones descarnadas que ahí se hace de los abusos y atropellos de muchos jefes revolucionarios. En efecto, en las crónicas para el Metropolitan desfilan, presentados sin mala fe alguna, muchos de los especímenes autoritarios, ambiciosos y tracaleros, sepa de una familia política que mantendría el Poder por muchos años.

México Insurgente se encuentra estructurado en seis partes. Reed nos presenta escenas fuera de orden, nos deja con grandes lagunas en la cronología de sus viajes y se nos aparece en diferentes lugares sin darnos alguna idea de cómo llegó allí. La edición actual (Ediciones de Cultura Popular) nos la presenta con una pésima traducción. El texto se encuentra anclado por la impresionante cobertura de dos batallas: el cambio de rumbo de una unidad integrada por revolucionarios irregulares, llamados La Tropa, que pelean en el estado de Durango bajo las órdenes del general Tomás Urbina y que son atacadas por una banda de Colorados leales a las tropas federales de Huerta. Más tarde describe el asalto a Gómez Palacios, Durango y a la estratégica ciudad de Torreón, Coahuila en marzo de 1914 por el Ejército revolucionario del general Francisco Villa.

Por las páginas de México Insurgente desfila una abigarrada galería de personajes revolucionarios. El libro contiene entrevistas realizadas por Reed a Pancho Villa y al Primer Jefe Constitucionalista Venustiano Carranza a quien encontraba de personalidad fría, osco y taciturno.

El testimonio de Reed es inmediato, personal, lo cual implica el riesgo continuo y la posibilidad siempre presente de ser liquidado por casualidad, malentendido o capricho.

Reed describe sobre paseos polvorientos en pueblos fantasmagóricos, el indescriptible color rosado de las montañas occidentales, el olor de la madrugada en las llanuras áridas de las ciudades del norte de Durango: Las Nieves, Valle Alegre y Santa María del Oro. La alegría de los alimentos, el cigarro y el compañerismo. Reed cabalgó, bebió, cantó, bailó, pero sobre todo luchó con los peones revolucionarios que trataban de arrebatar un pedazo de tierra a los grandes terratenientes. Cuando Reed narra la obra en ocasiones parece olvidarse de que él es un periodista y que tiene la misión de entrevistar a los líderes fundamentales de la contienda y lo que hace es narrar sus aventuras en las tropas del general Tomás Urbina.

Ya lo comentaba Jorge Gregorio Lobo: “Un mérito que corresponde indiscutiblemente a John Reed, desde un punto de vista literario, es el de haber activado las posibilidades expresivas del discurso periodístico hasta elevarlo al rango del género testimonial, artísticamente válido e innovador“.

Autor

John Reed


Periodista y escritor estadounidense. Nació en Portland, Oregón el 22 de Octubre de 1887. Estudió Literatura en la Universidad Harvard. Siendo todavía estudiante había colaborado en un periódico satírico titulado Latroon (El Burlón), haciendo gala de un estilo ingenioso y brillante. En 1913 comenzó a trabajar para el periódico radical The Masses. También en 1913 llegó a México como corresponsal de guerra para Metropolitan Magazine.

Escribió sobre las huelgas de los mineros de Colorado en 1914. Al estallar la I Guerra Mundial, volvió a trabajar como corresponsal de guerra para el Metropolitan Magazine. Asqueado por el derramamiento de sangre, que sintió motivado por la codicia, Reed proclamó en un artículo en septiembre de 1914 para The Masses, “Esta no es nuestra guerra” (“La guerra de los comerciantes”). Y escribió en abril de 1916 La guerra en el este de Europa.

Reed fue contratado por el New York Mail, y también continuó escribiendo para The Masses, cuya publicación estaba siendo obstaculizada por los cargos de que estaba violando la Ley de Espionaje de 1917. Desanimado por las acciones de su propio gobierno, Reed se centró en la revolución en Rusia que había iniciado en marzo. Hizo un seguimiento diario del proceso revolucionario, asistiendo a las multitudinarias asambleas y a las reuniones de todas las facciones enfrentadas, entrevistando a los principales dirigentes del momento, e hizo una crónica diaria de la Revolución de Octubre. Este relato de primera mano con los detalles y el día a día de la revolución bolchevique quedó plasmado en su obra más famosa, Diez días que estremecieron el mundo, publicada en 1919.

A su regreso a Estados Unidos, Reed, junto con otros miembros, fue expulsado del Congreso Nacional Socialista en agosto de 1919. El grupo disidente formó el Partido Comunista de Estados Unidos. Acusado de espionaje, Reed escapó a la Unión Soviética, donde murió en Moscú el 19 de Octubre de 1920, poco antes de cumplir los 33 años de edad, atacado por el tifus. Fue enterrado en el Kremlin, junto con otros líderes bolcheviques.

Sinopsis

John Reed llegó a México cuando las fuerzas revolucionarias desplegaban un reñido y heroico combate contra el ejército regular del porfirismo.

Su testimonio en México Insurgente consisten en una inestimable colección de relatos acerca de un movimiento revolucionario visto “desde dentro”.

Reed fue combatiente por el socialismo en Estados Unidos; de ahí su juicio solidario, implícito en estas páginas, sobre el México de aquellos días.

México Insurgente es una obra precursora de Diez Días que estremecieron al mundo, pero su valor no depende de ésta: es un libro magistral del gran periodista y narrador norteamericano.

A FAVOR: Crónicas de primera mano desde el campo de batalla y la convivencia cercana con las tropas revolucionarias.
EN CONTRA: No hay un orden cronológico adecuado.
DIRIGIDA A: A todo aquel lector interesado en la Historia de México, en especial la Revolución Mexicana.
INTRODUCCION Claro con el objetivo a desarrollar. 1
CONTENIDO La mayoría de los conceptos no estan conectados con el resto. 3
CONCLUSIONES Discusión final bien fundamentada. 2
TOTAL: 6

Escrito por

Aun sin comentarios.

Enviar un Comentario

Tu requieres estar registrado para enviar un comentario.